lunes, 2 de julio de 2018

LA MEDALLA: ARTE ACUÑADO.


La Real Casa de la Moneda y el Ateneo Obrero de Villaviciosa (Principado de Asturias) organizan la exposición "La Medalla: Arte Acuñado", que se inaugurará a las 19.00 horas del día 06 de julio de 2018 en la sala de exposiciones del Ateneo Obrero. La misma permanecerá abierta al público hasta el 26 de agosto.

La Medalla: arte acuñado.
Inspiradas en las monedas de la antigüedad, las medallas se empiezan a desarrollar como objetos de arte a partir del siglo XV. Liberadas de una función económica y de un valor determinado, será ahora cuando se potencie su valor artístico: se pondrán al servicio de conmemoraciones, propaganda política o simple deleite estético.

Invitación a la inauguración del día 6 de julio.

La historia de nuestro país no fue propicia para el desarrollo de la medalla. Sólo en dos momentos el arte medallístico brilló en España a la misma altura que en los países de mayor tradición; en ambos casos fue gracias a la obra de la Casa de la Moneda. La primera ocasión fue en el siglo XVIII con la figura del Primer Grabador General de las Casas de Moneda, Tomás Francisco Prieto, y sus discípulos directos. La segunda, el período comprendido entre 1950 y el inicio de los años 80, cuando la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre se comprometió a dotar a España de una verdadera descripción metálica a través de la medalla, mediante una gran variedad de temas, acercando la medalla al público en sus emisiones para colección.
Esta exposición quiere mostrar algunas piezas de ese segundo período, impecables producciones industriales en las que se acuñaron obras de los más importantes artistas españoles del momento.
La Producción de la Medalla.
Partiendo de un modelado en el que el artista nos descubre su concepto de la escultura, y mediante las técnicas de fundición y sobre todo de acuñación, obtenemos las medallas. Objetos metálicos en los que se reproduce en serie una obra de arte única y original.
Desde hace casi dos siglos, por medio de la máquina de reducir o “pantógrafo” podemos pasar de un modelo a mayor tamaño a los cuños o troqueles para la fabricación de la medalla y varias fases de estampación y retoque.
Con esos cuños, y mediante potentes prensas y experimentados oficiales, se da lugar a la seriación de la obra, el arte acuñado.
Piel de Toro (Tema español).
Realizar una descripción de España a través de la medalla, fue el principal interés de la renovada producción medallística que saldría de los talleres de la FNMT desde mediados del siglo XX. A partir de los años 50 y a través del Museo Casa de la Moneda, se puso en marcha la adquisición y aceptación de obras para su acuñación y posterior venta al público.
Esta inversión fructificó en una variada colección de medallas con una multitud de temas relacionados con la cultura del país. Tradiciones, costumbres, lugares, conmemoraciones e incluso la fauna y la flora autóctonas, se verán plasmadas en la renovada medallística española. Dando lugar a una auténtica “Edad de Oro” para este arte en nuestro país.




Fernando Jesús.
Fernando Jesús (1924-2017) fue la figura más importante en la renovación de la medalla española del siglo XX. Su obra quedará asociada para siempre a la Casa de la Moneda, pues además de ser el artista que más medallas proyectó para la FNMT, fue el responsable de la decoración escultórica de su nueva sede, inaugurada en 1964.
Su obra, de fuerte personalidad, evolucionó desde la tradición clásica hasta el constructivismo.
Entre las casi 500 medallas diferentes proyectadas por este escultor, tiene un lugar especial su primera serie: “Oficios Artesanos”; 22 exquisitas piezas dedicadas a las artes y labores tradicionales. En ella el escultor configura su estilo, dotando a las figuras de un potente relieve que se adapta perfectamente a la forma circular de la medalla.
Sin duda, ha sido el medallista español más influyente de esta época. Sus creaciones transforman el lenguaje escultórico oficial de autores como Juan de Ávalos, trascienden nuestras fronteras y sirven de inspiración a las futuras generaciones de artistas plásticos.
Fernando Somoza y su serie de ríos españoles.
Es Fernando Somoza (1927), el artista más representativo del realismo crítico español de la segunda mitad del siglo XX. La preocupación ante el abandono del mundo rural y el interés por la naturaleza quedan patentes en su obra. Comienza su colaboración con la FNMT en 1949 como grabador y proyectista. Desde finales de los años 50 diseñará varias series de medallas para su producción en Fábrica.
De su extensa obra destacamos la serie “Ríos de España”, a la que dedicamos esta vitrina. En ella aparecen representados los más importantes ríos españoles, personificados a la manera de dioses mitológicos o con escenas referentes a las regiones o comarcas que atraviesan.
Somoza sintetiza sus figuras mediante formas geométricas simplificadas y un dibujo enérgico, imprimiéndoles una sobria monumentalidad.
Literatura.
Con el objetivo de mostrar España a través de una producción de medalla de prestigio mundial, los personajes clave de nuestra literatura, universalmente conocida, cobraron un lugar protagonista en las temáticas.
Las letras españolas y sus escritores han inspirado las series de medalla más extensas y dilatadas en el tiempo. A su retrato se aplicaron los mejores grabadores del momento. La posibilidad de esculpir en dos caras, ofrece al artista la ocasión de encarnar al literato con imágenes alusivas a su obra en el mismo objeto. Como mostramos en esta selección de piezas, con ejemplos como Alfonso X y sus famosas “Cantigas”, o Valle Inclán y su libro “Luces de Bohemia”.

Publicado por La Mesa de los Notables.